Visita a Joffre Lake y alrededores

Joffre Lake es uno de esos lugares de postal que todos queremos conocer, en este post os hablaremos de este precioso lugar que a estas alturas podríais visitar con muchísima nieve, o si preferís hacerlo en pleno verano, podréis encontrar otra versión totalmente distinta, y por supuesto también hablaremos de otros lugares cercanos en los que merece la pena hacer parada ya que os quedarán de camino. Si os interesa esta escapada, os proponemos seguir leyendo.

Desde Vancouver tenemos  unas 2 horas 45 minutos hasta Joffre Lakes Provincial Park (unos 186 km), aunque seguramente si es la primera vez que hacéis este viaje por la zona os apetecerá hacer alguna que otra parada en sitios como Squamish, conocida como capital de la diversión al aire libre de Canadá, rodeada de mar, montaña y  preciosos valles. La ciudad de Squamish tuvo su comienzo durante la construcción del Pacific Great Eastern Railway en la década de 1910. Era el primer término meridional de ese ferrocarril. La silvicultura ha sido tradicionalmente la industria principal en el área. En los últimos años, Squamish se ha hecho popular entre los residentes de Vancouver y Whistler, escapando del aumento del costo de vida en esos lugares, ambos a menos de una hora de distancia por carretera. El turismo es una parte cada vez más importante de la economía de la ciudad, con gran interés en la recreación al aire libre.

La palabra Squamish deriva del nombre de la gente del lugar que en su lengua es Sḵwxwú7mesh. La gente Squamish reside principalmente en una serie de reservas indias administradas por la nación Squamish en el área de Squamish Valley. Ch’iyáḵmesh es el nombre de un antiguo pueblo que estaba situado en el río Cheakamus. St’A7mes es una comunidad situada cerca de la entrada sur de la ciudad de Squamish, que se encuentra debajo del jefe Stawamus, que recibe su nombre de esa aldea. Mámxwem es de donde proviene el nombre del río Mamquam. El territorio de Squamish comprende 6.732 km2. La población de la nación de Squamish y las reservas indias también incluyen aldeas en Vancouver del norte y un número de otras reservas en Gibsons. El nombre Keh Kait era el nombre tradicional que le daban los Squamish al centro del lugar.

Al sur de Squamish podréis ver las terceras cataratas más grande de BC, llamadas las cataratas de Shannon. En este lugar, también podréis practicar la escalada en sitios como Stawamus Chief, una mole de granito de paredes lisas que hace las delicias de los escaladores. También podréis acampar, observar la fauna del lugar, pescar, e incluso  hacer recorridos aéreos,etc.

Las vistas durante el trayecto son simplemente espectaculares, y en esta época del año más porque si tenéis buen día podréis ver todas las montañas con muchísima nieve todavía, preciosas cascadas, lagos increíbles… Os recomendamos visitar el Garibaldi Provincial Park que se encuentra a tan solo unos 70 kms al norte de Vancouver,  eso sí, la caminata para subir hasta el Garibaldi Lake es intensa, de unos 11 kms (los peores, los 5 primeros), pero las vistas que podréis ver allí son impresionantes. Este parque tiene unas dimensiones de unos 1950 kilómetros cuadrados, cuenta con volcanes como el Mount Garibaldi, una de las montañas más altas de la zona con sus 2600 metros de altura aproximadamente.

 

Otro sitio en el que deberíais parar si contáis con tiempo suficiente es Whistler, ubicada a unos 44 km al norte de Squamish y unos 125 kms de Van, considerado el resort para esquiar más grande de todo Norteamérica, está formado por la montaña de Whistler y la de Blackcomb, cuenta con un total de unas 200 pistas, y unos 38 teleféricos y en verano es un sitio perfecto para practicar mountain bike. Entre otras cosas Whistler es conocido porque fue, junto a Vancouver, la estación anfitriona de los Juegos Olímpicos en 2010. Tiene un desnivel de unos 1530 metros, una altura máxima de 2182 m, 1925 hectáreas esquiables y la pista más larga mide 11 kms. Aquí os dejamos el enlace para más información sobre Whistler.

 

Para llegar a Whistler además de poder llegar en coche o en autobús, podéis contar con la empresa Rocky Mountaineer Vacation que ofrece un tren panorámico, llamado Whistler Mountaineer, disponible entre Mayo y Octubre,  para más info os recomendamos visitar su pagina web.

Como curiosidad os diremos que Whistler en principio se llamó London Mountain, debido a la espesa niebla y las nubes que a menudo aparecían sobre ella, al igual que en la capital inglesa pero pronto le cambiaron el nombre a debido al gran número de marmotas (llamadas Whistling) que había en la zona.

Continuando por la 99, a unos 62 kms de Whistler llegaréis a Joffre Lake Provincial Park, que a su vez se encuentra a unos 35 kms al este de Pemberton. Este sitio espectacular está ubicado en el Duffy Lake road,  y es conocido por sus impresionantes lagos azules turquesa.  El parque fue establecido en 1988 y se considera de clasificación A dada la mínima intervención del hombre para lograr mantener su entorno natural.

El culpable del precioso color de esas aguas no es ni más ni menos que el glaciar que encontrareis delante de vosotros, y el limo, un tipo de sedimento proveniente del propio glaciar, que flota en el agua reflejando las ondas verdes y azules de la luz del sol.

Desde el parking encontraréis un primer lago a apenas 5 minutos caminando, eso si no visitáis la zona en esta época (hasta junio al menos) con toda la nieve, lo cual merece mucho la pena pero os recomendamos ir bien abrigados y con calzado apropiado porque hay nieve para rato y con calzado normal no podréis avanzar nada. Las vistas del primer lago todo congelado y la montaña elevada al fondo entre todo el bosque, son simplemente espectaculares, aunque si esperáis a visitarlo en verano, el paisaje es totalmente distinto y por supuesto no defrauda en absoluto, además es la época más recomendada para hacer el recorrido, si aún así queréis conocer este lugar con nieve os recomendamos hacerlo con snowshoes.

En Joffre Lake podréis hacer desde senderismo, camping (por supuesto en la zona habilitada para ello y haciendo caso de todas las normas), escalada, pesca o simplemente disfrutar de los preciosos pájaros que se posan sobre tu mano para coger comida. Hay que decir que en la zona podréis encontraros si tenéis algo de suerte, según se vea, con algún oso negro o con alguna cabra de montaña, por ejemplo, a veces se puede ver algun puma, carcayu o lince que aunque no viven ahi, pasan por la zona. Como siempre, os recomendamos que tengáis cierta precaución para evitar sustos.

Para llegar al segundo lago tendréis que caminar unos 5kms, de camino encontraréis una cascada y a partir de ahí hay que tener en cuenta que el sendero está un poco menos cuidado y se complica un poco. Es la parte más dura de todo el recorrido pero también la más bonita. El tercer lago está a tan sólo veinte minutos del segundo, y hasta llegar a él encontraréis cascadas y riachuelos que bajan con agua procedente del propio glaciar.

El recorrido lleva unas 4-5 horas hasta el ultimo lago aunque todo depende del ritmo que llevéis y la cantidad de veces que os paréis a disfrutar de esta maravilla de la naturaleza, además teneis que contar  también con el regreso, por lo que os recomendamos llegar temprano para evitar problemas de luz. Además de agua y algo de comida para reponer fuerzas os aconsejamos llevaros algo para las picaduras de los mosquitos, ya que en la zona andan locos por sangre fresca. Por supuesto podéis llevar a vuestros companeros peludos, en principio deberían ir atados pero nosotros hemos visto perros sueltos, eso sí, tened en cuenta el tema de que puedan asustarse o echar a correr detras de algún “animalillo” de Joffre Lake. ¡Deseamos que disfrutéis mucho de vuestra escapada!

 


 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *