Viaje al Siglo XIX

¿Os habéis parado a pensar cómo sería la vida en Vancouver en el siglo XIX? Echar la vista atrás es algo totalmente enriquecedor, y aquí tenemos la suerte de poder conocer más acerca de como vivían los vancouveritas de entonces gracias al Burnaby Village Museum. ¿Os apetece saber más? Continuad leyendo!

 

Visitar el Burnaby Village Museum es trasladarte en el tiempo a un momento que parece muy lejano, pero si nos paramos a pensar, apenas han pasado algo más de 100 años, lo que en cuanto a tiempos de historia, ha sido nada. Este lugar está ubicado en el 6501 Deer Lake Ave, Burnaby, BC V5G 3T6. Para acceder a él podéis moveros en Skytrain y después contáis con diversas líneas que os llevan justo a la entrada del museo. Además está ubicado dentro del Deer Lake Park, de manera que además de aprovechar para conocer esta encantador pueblo, podéis recorreros el parque.

Pero antes de profundizar en la visita al Village Museum, conozcamos un poco más acerca de Burnaby. Esta ciudad ubicada en el centro de metro Vancouver area, debe su nombre al explorador Robert Burnaby, que fue también un importante comerciante, político y funcionario de British Columbia.  Burnaby nació en 1892 primeramente como un lugar destinado al sector agrícola para abastecer a los mercados cercanos. Dada su ubicación entre Vancouver y New Westminster se convirtió más tarde en una vía de transporte entre estas ciudades, Fraser Valley  y las zonas más interiores. De igual modo fue convirtiéndose en una ciudad dormitorio hasta convertirse hoy en día en una de las ciudades más importantes después de Vancouver.

Burnaby ocupa 98,60 km cuadrados, limita con la ciudad de Vancouver al oeste y Port Moody, Coquitlam y New Westminster en el este. Debido a su elevación sobre el nivel del mar, experimenta un poco más de nieve durante los meses de invierno comparado con Vancouver o Richmond. En esta ciudad encontramos ubicadas muchas empresas industriales y comerciales, y entre otros centros comerciales cuenta con el Metropolis at Metrotown, el más grande de BC y el segundo de todo Canadá. Según los datos del censo de 2006 tenía entonces una población de 223.000 habitantes.
Burnaby Village Museum o también llamado anteriormente Heritage Village, es un museo al aire libre que muestra la reconstrucción de un pueblo de finales del siglo XIX y principios del XX, contiene 31 edificios a escala completa. Cuenta con trabajadores caracterizados con ropa de la época que recrean sus oficios en el mismo. Algunos de los edificios son patrimonio original, de manera que fueron trasladados desde su primer origen hasta el mismo y se restauraron, mientras que otros se crearon a modo de réplica con todo lujo de detalles como se puede apreciar en la información al alcance del visitante en cada uno de los edificios.

Fue inaugurado el 10 de noviembre de 1971 de la mano de Roland Michener, entonces Gobernador General de Canadá, y alcanzó la cifra de 15000 visitas durante los tres primeros días. Contaba con ganado, incluyendo caballos con herraduras de la propia tienda del herrero. El museo cuenta entre otros edificios con una escuela de 1922, una farmhouse, oficina de correos, bakery, gasolinera, optometrista, herrero, fotógrafo, mercería, iglesia, barbería, farmacia, tienda de música, y lo que en España llamaríamos un ultramarinos entre otras cosas. Además si os apetece comer, tenéis el Ice Cream Parlour, famoso por sus ricos helados, pero contáis con preciosas zonas donde si preferís, podréis disfrutar de un maravilloso picnic.

En 1975 se inauguró en el museo el ferrocarril y el herbolario chino, un año más tarde lo hizo el Royal Bank Building y en 1977 se creó una réplica de un Orufu (baños japoneses) en conmemoración de la llegada del primer inmigrante japonés a Vancouver en 1877. En cualquiera de estos espacios podréis encontrar trabajadores que os explicarán amablemente como realizan sus trabajos, como el profesor en la escuela, el herrero, el personal de correos o del banco, etc. Y por supuesto en las dos casas típicas de la época, como os mencionábamos antes, una farmhouse y una clásica y avanzada casa donde también os explicarán con todo lujo de detalles como el servicio del hogar realizaba actividades cotidianas como hacer galletas o preparar tostadas por aquel entonces. Como dato curioso también comentaros que en cada edificio os encontraréis con unas urnas donde se os plantea una situación de aquel entonces, para que votéis si consideráis que determinadas cosas deberían hacerse como entonces, o que por el contrario, preferís los tiempos actuales.
 
Al final del recorrido encontraréis el precioso carrusel del S.XX, para acceder a él tendréis que sacar un billete por un importe de 2,50$, pero la experiencia merece la pena. Sin embargo para acceder al museo os diré que no hay que pagar, ¡¡es gratis!! Para más información os dejamos el enlace a su pagina web, para que podáis organizar vuestra visita, mirar horarios, descargaros un mapa, etc. Eso si, nos recomendaron no perdernos una nueva visita en Halloween y por supuesto en Navidad, porque dicen que es totalmente espectacular cubierto de nieve.
¡¡Os deseo un maravilloso fin de semana!!
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *